Aprendiendo con LSE apoya el marketing verde

0 Flares 0 Flares ×

¿Qué es el Marketing Verde?

Dentro de las evoluciones que ha tenido el marketing en general, han surgido ramificaciones para el desarrollo y promoción de productos, bienes o servicios, estos cambios por las necesidades de las empresas o del público objetivo, o bien, para diferenciarse de la competencia, generando diferentes acciones o técnicas, ofreciendo una perspectiva o enfoque diferente.

Es así como surge el Green Marketing, Eco-Marketing o Marketing Verde con la necesidad de crear productos para la gente y el medio ambiente, el uso de materiales biodegradables, reciclados, la promoción de productos o servicios que hayan sido producidos bajo esquemas de reducción de impactos ambientales, en pocas palabras, es el comercio de productos netamente ecológicos.

Hoy en día las empresas se enfrentan a operar en nuevos escenarios donde no solo sean económicamente rentables si no social y ambientalmente responsables, permitiendo preservar los recursos naturales no renovables, creando conciencia en la sociedad, estableciendo un compromiso entre la empresa y el ambiente, para ayudar a través de la estrategia de marketing a crear conciencia en los problemas del medio ambiente.

El green marketing se apoya con las herramientas del marketing tradicional y el impulso de las nuevas tecnologías de información y comunicación. Este tipo de marketing consta de tres tipos de funciones relevantes: redirigir la elección del consumidor, reorientar el marketing mix (producto, precio, promoción y distribución) y reorganizar el comportamiento de la empresa.

El principal objetivo del marketing verde se centra entonces en comercializar productos que protejan el medio ambiente y promover el consumo responsable: a través de la intuición (mejores alternativas, accesibles y fácil de interpretar) integración (lo ecológico, social y tecnológico) innovación, invitación (nuevos estilos de vida) e información. En pocas palabras las bases para el desarrollo de este tipo de marketing son la educación y la participación.

Es vital no incurrir en el “greenwashing” en engañar a los clientes con productos o servicios respetuosos al medio ambiente y de fondo no lo son, son una fachada para la comercialización y venta efectiva. Cometer este error puede colocar en contra a tus clientes y llevarte al fracaso.